Dios es Luz

….

La luz es un fenómeno que los científicos, aun después de muchos años de investigación, no pueden explicar. La realidad es que hay varias teorías pero ninguna es 100% comprobable. Entre nosotros, nadie sabe muy bien que es la luz…. Dios es luz.

DESARROLLO

1 Juan 1:5

Dios es luz y no hay tinieblas en él

Uno de los tantos atributos de Dios es ser luz. No es casualidad que el Dios omnipotente e inconmensurable posea este atributo.

La idea de luz nos llega en Genesis:

Dios dijo sea la luz, y vio que era buena, y separó la luz de las tinieblas.

Sobre este simple texto podríamos hablar horas. Sólo por extraer algunas enseñanzas pensemos.

Punto 1: Dios es luz, cuando dice sea la luz (en el universo), está diciendo que él mismo llena el universo, y por supuesto,

Punto 2: vio que era bueno – sobre todo para nosotros que somos necesitados de esa luz.

Punto 3- separó las tinieblas, cuando decimos:

Dios es luz y no hay tinieblas en él”

estamos diciendo, que Dios llena todo con su luz, donde Él está no hay tinieblas, sin embargo el decidió que las tinieblas existan, es el lugar de los que rechazan su luz. Nos dio libre albedrío. En otras palabras, estamos en luz o estamos en tinieblas.

Dios es luz, pero incluso religiones paganas toman la idea de encontrar luz o llegar a la iluminación, entendiendo que esto es llegar a un conocimiento superior. En la antigüedad en el imperio egipcio, consideraban a Ra, el sol, como un dios, y decían:

Ra abrió los ojos y se hizo la luz, los cerro y se llegó la oscuridad.

Es decir que parece que el dios de lo egipcios trabaja medio tiempo, de día ilumina y de noche se va, menos mal que nuestro Dios no es tan limitado. Dios es luz siempre.

El concepto de luz se relaciona con conocimiento

Ver es conocer

Desde los tiempos de Platón los griegos relacionaban la luz con conocimiento, el concepto de dar a luz o alumbrar es para este filosofo (cuya madre era partera) la idea de que al momento de nacer comenzamos a aprender, es decir, conocer el mundo, salir de la oscuridad a la luz. Incluso la palabra alumno -que viene del griego- significa: sin luz, el que no tiene luz, por eso debe adquirir la luz del conocimiento. Nosotros conocemos el mundo a través de los sentidos, pero el que más utilizamos es la vista.

La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas.

Aquí está nuestra parte, si nuestro ojo recibe la información correcta estaremos llenos de luz (el verdadero conocimiento) que nos hará crecer en libertad.

Juan 8:32

Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Salmos 119:105

Lámpara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi camino.

Aquí refiere a la palabra de Dios como luz que guía. Al conocer a Dios y lo que el tiene para decirnos, nuestro camino es mas seguro.

Juan comienza su evangelio con las siguiente afirmación

En el principio era el verbo y el verbo era con Dios y el verbo era Dios…En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y la luz en las tinieblas resplandece; mas las tinieblas no la comprendieron.

El Verbo encarnado en Jesús, es decir, la palabra de Dios revelada al hombre por medio de Jesús es lo que ilumina nuestro andar. Conocer a Jesus es conocer a Dios y es la luz de su palabra lo que nos guía por el camino.

La luz sirve para ver, aunque parezca obvio, no es algo así no mas. Si vemos es porque hay luz, si la luz no ilumina un objeto no podremos verlo, es decir,

Sin luz nuestros ojos no sirven.

Imagínese cerrar los ojos y caminar por un lugar al que nunca había ido antes. ¿Qué cree que sucedería? Pienso que incertidumbre, miedo y seguramente algún buen golpe. Ahora, si esto mismo lo hace en un lugar conocido, por ejemplo, se levanta a la noche de su habitación al baño, probablemente (aunque pueda patear la para de algún mueble con del dedo menor del pie) no tendría mayores problemas.

¿Qué le quiero decir con esto?

Sin luz no podemos ir muy lejos, al menos no si pretendemos salir ilesos. Sin luz no nos podemos mover mas allá de nuestro lugar de seguridad o comodidad, como quiera llamarlo, bah si es que estar en oscuridad le resulta cómodo.

Volviendo a que es la luz, este fenómeno es estudiado desde tiempos inmemoriales. En la edad moderna científicos reconocidos como Newton, el padre de la física moderna, o el mismísimo Einstein decían que la luz estaba formada por partículas (es decir que sería algo tangible), tal como pueden estar formados por partículas el agua o el aire, sin embargo uno puede guardar o pesar cualquier cosa formada por partículas, por ejemplo: podemos guardar agua en un recipiente o aire en un globo. Pero eso si, no hay forma de guardar la luz para usar más tarde, sino saldríamos con frascos los días soleados para guardar luz para la noche.

Otras teorías plantean que la luz está formada por ondas electromagnéticas, sin complicarnos pensemos que la luz es una electricidad y un magnetismo que viaja por el aire. Según esta teoría, la luz es en esencia, lo mismo que las señales de radio, televisión, telefonía, wi-fi que viajan por el aire. Y aunque esto parezca más descabellado, es así. Y esta es la teoría aceptada en la actualidad, sin embargo hay cosas que no concuerdan, si usted cierra todas las puertas y ventanas de una habitación puede sintonizar una radio que se encuentra a kilometros pero no puede recibir la luz (que en esencia es igual, electromagnetismo) que tiene del otro lado de la pared, ni tampoco podemos ver la señal de wifi o de micro ondas.

Sumando las 2 teorías que tienen algo de cierto y algo incomprobable cada una, podemos inferir que:

La luz es tangible, pero también es intangible, no existe nada humano que cumpla con esta dualidad, es un fenómeno único, tiene propiedades diversas, por supuesto iluminar es una de las más conocidas, sin embargo hay luz que vemos y luz que no vemos. La luz que vemos es la que contiene los colores que conocemos, la luz blanca esta compuesta por la suma de todos los colores, es más,

lo único en el mundo que tiene color es la luz, no las cosas.

El color que es lo que nos permite diferenciar, nombrar y clasificar objetos, no pertenece a estos sino a la luz. Para poner esto en modo sencillo sígame en estos pasos:

– La luz blanca tiene todos los colores

– Los objetos iluminados por la luz pueden según sus características absorber o rebotar algunos de estos colores

– Si el objeto absorbe toda la luz, decimos que ese objeto es negro, si la refleja por completo es blanco.

– Si un objeto es, por ejemplo, amarillo. Quiere decir que el material con el que está hecho o pintado absorbe todos los otros colores de la luz y solo refleja el amarillo, y así con todo lo demás.

Entonces la luz no es solo lo que nos permite ver, sino también nos permite discernir, según de que está hecha cada cosa a la que le llega la luz, que características (colores) tiene. Ante Dios, podemos ser como el blanco, en su pureza refleja a Dios en un 100% (algún día llegaremos), podemos estar frente a su luz pero ser como el color negro, que aunque esté ante la luz, no permite verla, vive en tinieblas. O podemos ser como los colores que en su diversidad cada uno deja ver distintas características de esa luz.

La luz es en esencia invisible

Repito: La luz es en esencia invisible

No podemos ver la luz, como no podemos ver las señales de radio o Wifi que son la misma esencia, ningún ser humano ha visto jamas luz, así como jamas hemos visto a Dios.

No, no he enloquecido. Pero entonces ¿qué vemos cuando encendemos una lampara o miramos al sol? En estos casos estamos viendo una fuente que genera luz, cuando vemos el sol solo vemos la luz que se refleja en los gases que rodean al sol. Cuando vemos una lampara vemos la luz que refleja el vidrio que la compone, es decir, no vemos la luz salvo que haya algo que la refleje. Si quiere comprobarlo simplemente mire algún objeto que tenga delante suyo, si hay luz donde usted se encuentre podrá verlo, lo que usted ve es la luz que el objeto refleja, pero no se olvide que el espacio entre el objeto y usted también está lleno de luz pero no puede verla, así como también hay aire entre el objeto y usted, hay luz, pero solo vemos la luz reflejada por algún objeto, que es parcial ya que parte de esa luz es absorbida por el objeto, no estamos viendo la luz en sí que hay en ese lugar.

Efesios 1: 16

para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él.

Alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos…

y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

Extraemos de este fragmento de la palabra:

Sabiduría y revelación en el conocimiento, otra vez la luz es para conocer.

Alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, es decir, la luz no solo es para conocer, sino para entender

La luz de Dios llena todo, aunque es invisible a nuestros ojos humanos.

Sólo podemos ver la luz si hay alguien que la refleje

La luz que no vemos puede servir para cocinar como con el micro ondas, cortar acero como con el láser, no vemos la ultravioleta ni vemos la luz infrarroja ( que es el calor), si el calor también es en esencia luz y muchas otras cosas como todas las señales de comunicación están compuestas por electromagnetismo, tal como la luz.

Entre otras características de la luz, se destaca que no existe nada conocido por el hombre que pueda viajar a una velocidad tan alta, unos 300mil km por segundo, una locura!

Aunque nos explayaremos en el episodio “Dios es eterno”, no puedo dejar de decirles que:

la luz es ajena al tiempo, no está condicionada por este

Los seres humanos vivimos atados al tiempo, la luz no conoce de tiempo, si viajásemos a la velocidad de la luz (aunque sea fisicamente imposible para el ser humano) no existiría el tiempo para nosotros. Insisto, el problema es que somos humanos, al Dios eterno el tiempo es algo que no lo condiciona, él tampoco esta sujeto al tiempo, sino por el contrario, el tiempo se sujeta a él.

En conclusión

Si decimos que Dios es luz, estamos diciendo que:

– La luz de Dios es el conocimiento que necesitamos, nos permite ver más allá, ilumina nuestro camino.

– Así como la luz no se sujeta a las leyes de la física que nos afectan en tanto somos humanos, la luz de Dios va mucho más allá de lo que podemos entender.

– La luz de Dios es entendimiento, es sabiduría, es revelación.

– La luz es colores, es visión, es conocimiento, es poder invisible pero real, tan real e increíble que puede ser tangible o etérea a la vez.

– La luz es externa al tiempo, el tiempo es un problema de los humanos, no de Dios.

– La luz es invisible, como lo es Dios, sin embargo es la luz lo que nos permite ver

– Para que la luz sea visible necesitamos quien la refleje, la luz al llegar a los sujetos u objetos, según sean ellos se reflejara por completo, se absorberá y no iluminará, o iluminará con diversidad de características como lo son los colores. Jesús fue quien nos mostró al padre, nos reflejó su luz.

San Mateo 4:16

El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció.

San Juan 8:21

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida…

…Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da testimonio de mí. Ellos le dijeron: ¿Dónde está tu Padre? Respondió Jesús: Ni a mí me conocéis, ni a mi Padre; si a mí me conocieseis, también a mi Padre conoceríais.

Ahora nos toca a nosotros ser la luz de Dios en este mundo en tinieblas.

Los científicos en su humanidad no comprenden la luz, nosotros por la fe que viene por la palabra podemos ser la manifestación de la luz de Dios. Si recibimos la luz de Dios es imposible no reflejarla.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Playlist Dios es…

Playlist La palabra del día

Playlist Manual del cristiano ilustrado

Playlist Ojos bien abiertos